Encuentro anual de Hermanas jóvenes en Mozambique

160202 DSC01702[Mozambique] La gracia de Dios alegra los corazones. Con gran alegría y gratitud acogimos a Sor Neghesti, nuestra Consejera general, como señal de la gracia de Dios que nos ha traído el más precioso de los regalos: el don de su presencia, de su alegría, de su ejemplo, el don de su fe y de sus palabras de estímulo.

Reunidas para la formación anual, las Hermanas jóvenes tuvimos la oportunidad de tener una jornada con Sor Neghesti en la que ella compartió el documento final de la Asamblea 2015-2021.

Cantos, tambores bailes, gritos, han coloreado la sala reuniones cuando entraba Sor Neghesti como manifestación de nuestra alegría. Comenzó compartiendo un poco de la vida cotidiana en la Casa Madre, de dónde nos mostró algunas imágenes de varios movimientos de compartir, de hermandad, de convivencia y de oración. Del documento subrayó los puntos siguientes:

– La audacia de la caridad para un nuevo impulso misionero ha sido el tema sobre que se ha trabajado en la asamblea General. La primera parte:

“La audacia de la caridad” expresa los contenidos del documento y “un nuevo impulso misionero” es un desafío que nos impulsa a ir más allá de nuestra zona de comodidad, siempre movidas por  la audacia de la caridad.

160202 DSC01704

Sor Neghesti ha subrayado lo siguiente con un tono firme pero amable para despertar en nosotras:

  • Leer y meditar el documento.
  • Dejar que penetre en nosotras.
  • Ir siempre ir al Evangelio.
  • No dejar de ir y venir (el servicio de los pobres).
  • Centrar nuestra vida en Cristo.
  • Abandonarnos en la providencia divina.
  • Salir de nuestra zona de comodidad y osar más.
  • Apagar los ruidos exteriores e interiores.
  • Adquirir conocimientos y crecer con ellos, creando convicciones concretas.
  • Ser sencillas y alegres en nuestro modo de vivir
  • Intensificar nuestros intercambios, coronándolos con la caridad.
  • Vaciar nuestros espacios personales y comunitarios.
  • Garantizar la formación y la apertura de nosotros mismos a las diferencias, purificar nuestro objetivo / mirada para acoger a los que son verdaderamente pobres.

Y finalmente Sor Neghesti nos ha instado a no desanimarnos y a no tener una visión pesimista de nosotras mismas, sino a darnos cuenta de que la conversión no se da de la noche a la mañana. Se trata de un proceso progresivo, pero tenemos que trabajar siempre en nuestro crecimiento.

La Caridad de Cristo crucificado nos impulsa a siempre una mayor audacia.

160202 DSC01734

This entry was posted in . Bookmark the permalink.
Views: 3.317