Colonia Infantil Nuestra Señora de los Remedios – PENICHE y la Nueva Misión

[Provincia de Portugal] Como saben todas las Hermanas hace mucho tiempo que la comunidad de Peniche estaba cerrada porque las Conferencias de San Vicente De Paúl de Carnide no podían proporcionar los recursos necesarios para su funcionamiento. Por otro lado las Hermanas no eran ya capaces de seguir trabajando en este servicio. Con la escasez de niños, el alto coste del personal y la falta de Hermanas, se dieron los pasos necesarios con el Director de Carnide para retirar a las Hermanas. El 16 de agosto de 2017 fueron retiradas las Hermanas.

El párroco, D. Diogo, que es muy sensible a nuestro Carisma de dedicación a los más necesitados y no deseaba que las Hermanas se fueran de allí, dónde siempre han sido muy queridas, intentó por todos los medios buscar la posibilidad de que las Hermanas pudieran continuar allí. Para ello, puso a disposición de las Hermanas la residencia de la parroquia dónde él residía con dos otros compañeros.

La Visitadora provincial, el Director y las Consejeras fueron a ver el lugar y analizar el servicio que se pedía a las Hermanas. El párroco hizo algunas renovaciones para que la casa tuviera el confort y la privacidad necesaria para que las Hermanas se sintieran bien.

El 30 de octubre, después de la visita a Novas de Vendas para traer a Sor Conceição Olival, almorzamos en la Casa provincial y a las 3 de la tarde, empezamos nuestro viaje hacia Peniche. A las 4 de la tarde nos reunimos: el párroco, la Visitadora y las Hermanas de la nueva comunidad. El sacerdote dio la bienvenida, hablamos sobre lo que nos parecía la nueva misión y escuchamos las directivas de Sor Visitadora. A las 7 de la tarde tuvo lugar la solemne celebración de la Eucaristía, donde el párroco hizo la presentación oficial de las Hermanas a la comunidad parroquial y Sor Visitadora fue invitada a dirigir unas palabras.

Finalmente, se ofreció a cada Hermana una rosa roja como símbolo de amor y de gratitud por su presencia en esta ciudad de Peniche. Después de la misa el párroco ofreció una cena.
27 de noviembre – Fiesta de la Medalla Milagrosa – Nosotras habíamos pensado solemnizar este año esta fiesta en el Hogar Santa María para Personas Mayores. Se lo pedimos al párroco que acogió la idea con gran alegría. La Eucaristía fue celebrada en la capilla del Hogar, que es muy pobre, con falta de los utensilios litúrgicos y otros adornos indispensables para una digna celebración. Nosotras intentamos paliarlo un poco, trayendo algunos objetos de la Colonia de Remedios: mantel para el altar, etc. El día 26 tuvimos una alegre sorpresa: “Un hombre, que no quiso darse a conocer, vino a ofrecer un precioso mantel para la celebración de la Eucaristía. Preguntó únicamente el nombre de la Hermana que recibió el regalo y le pidió que no lo divulgara pidiendo solo que se rezara por él. Nosotras consideramos este evento como una gracia de Nuestra Señora de las Gracias, ya que sólo había un pequeño mantel. Nuestra Señora quiso celebrar su fiesta con dignidad. A pesar de la hora de la Eucaristía, no demasiado conveniente, las 3 de la tarde, la capilla estuvo llena con muchas personas de fuera.

El párroco, devoto de la Capilla de Nuestra Señora de las Gracias, expresó la gran alegría de poder contar con la presencia de las Hermanas en la Parroquia. Él apeló al uso de la Medalla Milagrosa, no como algo mágico, sino para poner en práctica el mensaje: la conversión, la enmienda de vida, la apertura al plan de Dios para cada uno. Al final de la Eucaristía tuvo lugar la bendición e imposición de la Medalla. Todos los asistentes mostraron su felicidad y muchos continuaron su oración ante la imagen de Nuestra Señora de las Gracias.

Sor Albina Sevivas Hija de la Caridad,
Provincia de Portugal,

Views: 1.265