Hijas de la Caridad de 4 los continentes luchan contra el tráfico de personas

traffickingMedium2[Nueva York – EE.UU.] Un grupo de Hijas de la Caridad de las Provincias del grupo “Isabel Ana Seton” se reunieron durante la semana del 4 al 11 de agosto de 2013 en la Universidad de San Juan, en Nueva York, para estudiar el tráfico de personas a nivel mundial. Las Hermanas de Inglaterra, Escocia, Irlanda, Australia, Kenia, Francia y Estados Unidos exploraron el complejo problema de la explotación humana, sexual, así como del trabajo forzado, desde los puntos de vista humano,  económico, teológico y social con la ayuda de excelentes ponentes sobre estas disciplinas.

Se ayudó a los participantes a comprender que, en cualquier momento, existe la posibilidad de que 27 millones de personas vulnerables sean víctimas del tráfico humano.  De estos 27 millones el 75% son mujeres y jóvenes, el 27% niños, el 58% incluyen la explotación sexual y el 36% el trabajo forzado.  El tráfico humano es una industria que maneja anualmente TREINTA Y DOS MIL MILLONES DE DOLARES. Esto es simplemente denunciable – es increíble y destroza el corazón, teniendo en cuenta que especialmente son los pobres los que con más frecuencia son víctimas de estos hechos abominables.

Cada persona víctima del tráfico comienza este camino de pesadilla con un VISLUMBRE de ESPERANZA.  Los participantes se plantearon realizar un plan para que hiciera cambiar esta situación.  Buscaron crear un plan activo de compromiso conscientemente en una respuesta concreta. Reconociendo la necesidad y el valor de la Oración, la Comunicación, la Educación y la Gestión de redes, cada país representado en la Conferencia se reunió para formular un Plan de Acción para las Hijas de la Caridad de su Provincia respectiva.  El trabajo preliminar de los participantes se asegurará de que el tema del tráfico humano forme parte de las conversaciones para ver cómo “hacer vida” las diversas sugerencias concretas.

El P. Pat Griffin, Director General, estuvo todo el tiempo disponible para la liturgia y las Hermanas participaron cada día en la reflexión apostólica para profundizar en su compromiso de oración y acción sobre este complejo crimen de alcance global. Como objetivos para seguir avanzando se perfilaron el trabajo en red, la abogacía y la educación.

  Adaptado de FamVin.org/en  

Views: 1.470