Adiós a dos Hijas de la Caridad

[Provincia de Varsovia – Polonia] El 25 de febrero, en la Casa Provincial de las Hijas de la Caridad de San Vicente de Paúl en Varsovia, Polonia, tuvo lugar la última despedida a dos Hijas de la Caridad: Sor Josefa Słupiańska (107 años) y Sor Eva Zgódka (68 años).  Las dos eran enfermeras.

No hace mucho, el 29 de julio del año pasado Sor Josefa fue condecorada con la Cruz de Caballero de la Orden de Polonia Restituta (5ª clase) por méritos sobresalientes en defensa de la dignidad, la humanidad y los derechos humanos, por un servicio generoso para salvar vidas y en el cuidado de la salud de los necesitados durante el Levantamiento de Varsovia en 1944 y durante la Segunda Guerra Mundial. El premido le fue concedido por el presidente de Polonia, Andrzej Duda.

Ahora decimos adiós a nuestra querida hermana. Al funeral acudieron numerosos invitados: miembros de la Familia, Amigos, varias delegaciones y las Hijas de la Caridad de la Casa Provincial y de las comunidades esparcidas por toda la Provincia.

Entre los participantes al funeral se encontraban: una delegación de personal y voluntarios del Museo del Levantamiento de Varsovia, una delegación del Departamento de Salud, representantes del Museo de Enfermería de Polonia, una delegación de la Cámara Suprema de Enfermeras y Comadronas con su Bandera y una delegación de la Casa de Cuidados de Góra Kalwaria.

En el transcurso de su larga vida, Sor Josefa tuvo la oportunidad de servir a Dios y a su prójimo con gran amor y devoción. Especialmente durante el Levantamiento de Varsovia en 1944, la Segunda Guerra Mundial y la invasión alemana de Polonia, cuando hubo muchos soldados heridos entre los insurgentes y civiles. Después de la guerra ella siguió su sirviendo a los enfermos en diversos hospitales, donde no había condiciones dignas y faltaba de todo. Ella siempre decía que todo lo que hacía era por amor a Dios. Él era la fuente de su felicidad y la fuerza de todos los días.

Sor Eva, durante toda su vida sirvió a Dios y a los enfermos con gran dedicación y amor. Se caracterizaba por una gran sensibilidad con las personas que sufren. Creemos que ahora ambas Hermanas disfrutan de la recompensa eterna del Señor.

 

Views: 2.003