Primer Encuentro de Hermanas Sirvientes en Asia

[Tailandia] El Primer Encuentro de Hermanas Sirvientes de Asia (ASSE 1) tuvo lugar en la Casa de Retiro Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa en Chachengsao, Tailandia en una casa propiedad de las Hermanas de San Pablo de Chartres que tienen una capilla réplica de nuestra Casa Madre en París. Esto nos facilitó encontrar el ambiente adecuado para la Sesión del 2 al 11 de marzo de 2012 con el tema: “Hermana Sirviente… Abierta al Espíritu Transformador, Fuente de Profecía y de Esperanza”.

Al Encuentro asistieron 56 participantes procedentes de 8 Provincias (China, India-Norte, India-Sur, Indonesia, Japón, Filipinas, Tailandia y Vietnam) y 6 miembros de las Comisiones Preparatorias Locales. Sor Evelyne Franc, Superiora General, el P. Patrick Griffin, Director General y Sor Madeline Hara, Consejera General para Asia, embellecieron aún más este Encuentro histórico.

     

VER – quiere decir VER con los ojos, CONOCER con la mente, ENTENDER con el CORAZÓN.

Reconocimos, en nuestras diversas situaciones y experiencias, con nuestra diversidad de comida, idioma y cultura, un deseo común de ser fieles, un esfuerzo común en nuestro camino de animación y supervisión, un sentimiento de estar en casa, un vínculo enraizado en el amor, un compromiso con nuestro carisma y un amor profundo a la Compañía.

JUZGAR – quiere decir DELIBERAR en nuestros CORAZONES, CONTEMPLAR y REFLEXIONAR en la ORACIÓN, DISCERNIR la VOLUNTAD de DIOS.

La primera charla de Sor Evelyne: La Compañía y cada una de nosotras – fue una llamada a un mayor y más profundo amor a nuestra Vocación y a la Compañía. En su segunda charla sobre la nueva GUÍA para la Hermana Sirviente, Sor Evelyne subrayó la importancia de la misión de la Hermana Sirviente y señaló que su formación ha sido una de las mayores preocupaciones desde el principio de la Compañía.

El P. Patrick empleó la imagen Bíblica del lavatorio de pies: “… hacemos lo que hacemos, no por un cumplimiento de una regla o ley, sino por amor. Estamos comprometidos, no por un requisito legal, sino por las ataduras del amor al otro. Ponemos al otro primero, y así nos abrimos a sus necesidades y deseos, en lugar de a los nuestros propios. Esto lo hacemos diariamente por el Señor con toda nuestra vida. Lo hacemos por nuestras Hermanas en la Comunidad como sus Sirvientes… “

Las sesiones de profundización de Sor Madeline nos llevaron a las fuentes de los Documentos de la Compañía ofreciéndonos los cimientos en los que se basan nuestras convicciones.

ACTUAR – quiere decir PONER EN ACCIÓN lo que se HA DISCERNIDO como VOLUNTAD de DIOS.

A NIVEL PERSONAL: ¿Qué he descubierto sobre mí como Hermana Sirviente? ¿Qué don de ACOGIDA y SERVICIO OFREZCO a mis Hermanas?

A NIVEL PROVINCIAL: Cuáles son los modos concretos que podemos intensificar y mejorar:

1. La COMUNICACIÓN, SUPERVISIÓN y RESPONSABILIDAD:

¿A. ¿Entre la Visitadora y la Hermana Sirviente?

¿B. ¿Entre la Hermana Sirviente y las Hermanas Compañeras?

2. ¿La FORMACIÓN CONTINUA de la Hermana Sirviente?

El primer Encuentro para Hermanas Sirvientes de Asia ha sido histórico e importante y confirmó incondicionalmente y sin reservas la misión esencial y el papel de la Hermana Sirviente en la comunidad local, en la Provincia y en la Compañía. Para las Hermanas Sirvientes y las Visitadoras presentes en el Encuentro, estuvo claro que quiénes somos – nuestra IDENTIDAD – nuestros ORÍGENES determinan cómo debemos ser: nuestras decisiones, nuestro estilo de vida y nuestro servicio.

“… un intento de renovación o de adaptación que no tuviera como punto de partida el deseo de subrayar el espíritu de nuestro origen estaría condenado al fracaso”.

Sor Suzanne Guillemin, 1 de enero de 1965

Preparado por: Sor Mª Teresa MUEDA, H.C. (Visitadora de la Provincia de Filipinas) con Sor Violeta CECILIO, H.C. (Secretaria para ASSE1 -Provincia de Tailandia).

Views: 1.935