Fiesta de San Vicente de Paúl

Fiesta de San Vicente de Paúl

   Acoger al Forastero

Himno: La Puerta abierta u otro Himno Vicenciano

(Canción para el 400 aniversario;  la música y letra en: http://famvin.org/en/famvin400)

Lectura: De San Vicente a los miembros de la Congregación de la Misión el 22 de agosto de 1655,  XI/A, pág. 190.

Pidámosle a Dios que dé a la compañía ese espíritu, ese corazón, ese corazón que nos hace ir a cualquier parte, ese corazón del Hijo de Dios, el corazón de nuestro Señor… Nos envía a nosotros como a ellos,… para llevar a todas partes ese fuego divino… por todo el mundo”.

Respuesta:

Monitor: Jesús es quien nos da la fuerza para atrevernos, para superar nuestros miedos, para anunciar la Buena Nueva del Evangelio.

Todos: Es una llamada a tener una mirada nueva, a estar más abiertas a los  cambios, a nuevos horizontes. 

Monitor: Un impulso misionero inspirado por la caridad nos transforma  

Todos: – Es una llamada a tener una mirada nueva, a estar más abiertos a los  cambios, a nuevos horizontes.

Monitor: Gloria al Padre;

Todos: – Jesús es quien nos da la fuerza para atrevernos, para superar nuestros miedos y proclamar la Buena Noticia del Evangelio.  Es una llamada a tener una mirada nueva, a estar más abiertas a los cambios, a nuevos horizontes. 

Pausa para la reflexión;

 

Lectura: De San Vicente a los miembros de la Congregación de la Misión en enero 1657, tomo XI/A, pág. 273. 

“Dios ama a los pobres, y por consiguiente ama a quienes aman a los pobres;…Vayamos y ocupémonos con un amor nuevo en el servicio de los pobres, y busquemos incluso a los más pobres y abandonados reconozcamos delante de Dios que son ellos nuestros señores y nuestros amos, y que somos indignos de rendirles nuestros pequeños servicios”.

Respuesta:

Monitor: Buscar nuevas maneras de servir con creatividad;

Todos: – Para ir a las periferias y los lugares difíciles;

Monitor: Atrevámonos a salir de nosotras mismas, a resistir ante los obstáculos que nos impiden estar disponibles para ir hacia las hacia las periferias y los lugares difíciles. 

 Todos: – Para ir a las periferias y los lugares difíciles.

Monitor: Gloria al Padre… Buscar nuevas maneras de servir con creatividad;

Todos: – Para ir a las periferias y los lugares difíciles.

Pausa para la reflexión… 

Lectura: De San Vicente a las Hijas de Caridad el 31 de julio de 1634, IX,

«Hay que estar dispuestas a ir a donde quiera que se os ordene… y decir: Yo no soy ni de aquí ni de allí, sino de todas partes a donde Dios quiere que vaya».

Respuesta:

Monitor: Estamos convencidos de la necesidad de acudir constantemente al evangelio,

Todos: – Una relación íntima con Cristo que nos transforma día tras día. 

Monitor: Atrevámonos todavía más a desarrollar

Todos: – Una relación íntima con Cristo que nos transforma día tras día;

Monitor: Gloria al Padre…

Todos: – Estamos convencidas de la necesidad de acudir constantemente al Evangelio para dejarnos transformar por Cristo día tras día.

 

Escuchemos las palabras del Santo Padre en “La Alegría del Evangelio” # 49:

“Salgamos, salgamos a ofrecer a todos la vida de Jesucristo. Repito aquí para toda la Iglesia lo que muchas veces he dicho a los sacerdotes y laicos de Buenos Aires: prefiero una Iglesia accidentada, herida y manchada por salir a la calle, antes que una Iglesia enferma por el encierro y la comodidad de aferrarse a las propias seguridades. No quiero una Iglesia preocupada por ser el centro y que termine clausurada en una maraña de obsesiones y procedimientos. Si algo debe inquietarnos santamente y preocupar nuestra conciencia, es que tantos hermanos nuestros vivan sin la fuerza, la luz y el consuelo de la amistad con Jesucristo, sin una comunidad de fe que los contenga, sin un horizonte de sentido y de vida. Más que el temor a equivocarnos, espero que nos mueva el temor a encerrarnos en las estructuras que nos dan una falsa contención, en las normas que nos vuelven jueces implacables, en las costumbres donde nos sentimos tranquilos, mientras afuera hay una multitud hambrienta y Jesús nos repite sin cansarse: «¡Dadles vosotros de comer!» (Mc;6,37)”.

Reflexión: ¿Cómo ha estado presente el Señor al escuchar estas reflexiones? ¿Qué ha avivado en ti? ¿Qué resoluciones te animan a hacer? Comparte con tu entorno;

Oración final: Cristo, lleno de misericordia, tu amor abraza a todos. Que nuestros ojos vean siempre a los pobres, solos o rechazados, como a hijos e hijas tuyos, totalmente amados y valorados por Ti. Continúa bendiciéndonos con el carisma que impulsó la vida y las obras de San Vicente de Paul. ¡Concédenos el bienestar para las personas a las que servimos! Amén.