Encuentro Internacional de la Juventud Vicentina

eijv17Numerosos Jóvenes Vicentinos fueron llegando a la ciudad de Belo Horizonte, en el estado de Minas Gerais, Brasil, dónde del 18 al 21 de julio tuvo lugar el Encuentro Internacional de la Juventud Vicentina con el tema  “¡Vicentinos: misioneros de  la caridad. ¡Vamos a los pobres!”. El Encuentro, al que asistieron unos 1.000 participantes, de todos los continentes, tuvo lugar en “Cidade Meninos (la Ciudad de los Muchachos), una institución socio-educativa relacionada con las Conferencias de San Vicente de Paúl.

El evento comenzó la noche del 18 de julio con una oración Luau (vigilia al aire libre, normalmente en la playa, con  hoguera, cantos, música guitarra, bocadillos, etc. Esta vez fue al aire libre porque no hay playa en Belo Horizaonte) y Mariana. Los tres días por la mañana los jóvenes participaron en catequesis en portugués, inglés y español donde se les explicó el tema de la reunión: “Nuevas Formas de Pobreza, el Espíritu Misionero Vicentino  y la Caridad como  fuerza de la Evangelización”. Nos complace mencionar la presencia del P. Gregorio Gay, Superior General, que impartió la catequesis “El Espíritu Misionero Vicentino”; el Presidente Internacional de las Conferencias de San Vicente de Paúl, Michel Thio que impartió la catequesis “Nuevas Formas de Pobreza”; la Presidenta Internacional de la Juventud Mariana Vicentina, Yasmine Cajuste, que impartió  la catequesis “La caridad como fuerza de la evangelización”; la Presidenta Internacional de MISEVI, María Rosa Momesso de Castro; y el Superior General de los Religiosos de San Vicente de Paúl,  P. Philippe Mura. También asistieron numerosas Hijas de la Caridad de las seis Provincias de Brasil y  de diversos países así como  muchos otros miembros de la Familia  Vicentina.

eijv20

En la tarde del 19 de julio los participantes asistieron a los talleres. Cada uno podía escoger de 2 a 4 talleres ofrecidos en portugués, inglés, español y francés: “Santidad Vicentina Vocación  Vicentina”. “Formas e Iniciativas de Servicio a los Pobres” y “Liderazgo  Vicentino”. Momentos de intercambio, de compartir y profundizar en el carisma  Vicentino y de ver formas para hacer revivir el compromiso de cada uno en su país.eijv11

Después de la catequesis sobre el Espíritu Misionero Vicentino el 20 de julio, llegó tiempo de vislumbrar la misión llevada a cabo por algunas de las ramas de la Familia Vicentina en la región metropolitana de Belo Horizonte. Después del almuerzo, divididos en  grupos lingüísticos, los jóvenes fueron a parroquias Vicentinas, a casas de las Hijas de la Caridad y a los grupos de la Sociedad de San Vicente de Paul dónde pudieron ver algo del trabajo realizado por los  pobres, compartir experiencias, y contemplar algunas zonas de la preciosa ciudad de Belo Horizonte. ¡El día acabó con… la samba! Los jóvenes bailaron y pudieron aprender a bailar la samba con un grupo de una escuela de samba.

eijv6

El domingo 21, los jóvenes tuvieron la oportunidad de participar en un torneo de fútbol y de voleibol. Los equipos fueron organizados por un equipo y, los campeones tuvieron derecho a medallas, y  disfrutaron de la mutua compañía. Los que no quisieron participar se reunieron con otros jóvenes para intercambiar experiencias,  jugar y cantar y finalmente, aprovecharon esta magnífica oportunidad única de convivencia “Vicentina”.

Durante los tres días del Encuentro, los jóvenes participaron en oraciones y Eucaristías bien preparadas animadas  por el equipo de liturgia. Por la noche, en los conciertos y fiestas tuvieron la oportunidad de compartir su cultura con bailes, canciones y presentaciones, lo que estrechó los lazos  de amistad y reveló el rostro de una juventud alegre y entusiasta  comprometida con los valores cristianos vicentinos.

La noche de domingo,  21 de abril, fue el momento de decir adiós. Salida en  autobús hacia Río de Janeiro donde empezó la Jornada Mundial de la Juventud. Después de estos momentos de oración, de compartir, de amistad y de fe, todos los participantes comprobaron, una vez más, la vitalidad el carisma Vicentino y la certeza de que, a pesar de la diferencia en el idioma y cultura, nos une en una gran red  de caridad en todo el mundo para promover la vida y la dignidad de los pobres.

eijv15