Discurso del Papa Francisco a los Superiores Generales

Aunque el discurso de Papa Francisco a los participantes en el Asamblea plenario de U.I.S.G se dirigió a los Superiores Generales, sus palabras subrayan los elementos importantes de la Vida Consagrada en general y pueden servirnos a nosotros para la meditación e intercambio sobre nuestro compromiso con nuestros votos, nuestro servicio y para ver cómo vivimos nuestra eclesialmente. Haga clic en el enlace de más abajo para leer el texto completo.

Discurso del Papa Francisco a los Religiosos Participantes en Assembleia Plenaria da La Unión Internacional de Superiores Generales

1stfocus.febr.2Jesús, en la última Cena, se dirige a los Apóstoles con estas palabras: «No sois vosotros los que me habéis elegido, soy yo quien os he elegido» (Jn 15, 16), que recuerdan a todos, no sólo a nosotros sacerdotes, que la vocación es siempre una iniciativa de Dios. Es Cristo que os ha llamado a seguirlo en la vida consagrada y esto significa realizar continuamente un «éxodo» de vosotras mismas para centrar vuestra existencia en Cristo y en su Evangelio, en la voluntad de Dios, despojándoos de vuestros proyectos, para poder decir con san Pablo: «No soy yo el que vive, es Cristo quien vive en mí» (Ga 2, 20). Este «éxodo» de sí mismo es ponerse en un camino de adoración y de servicio. Un éxodo que nos conduce a un camino de adoración al Señor y de servicio a Él en los hermanos y hermanas. Adorar y servir: dos actitudes que no se pueden separar, sino que deben ir siempre juntas. Adorar al Señor y servir a los demás, sin guardar nada para sí: esto es el «despojarse» de quien ejerce la autoridad. Vivid y recordad siempre la centralidad de Cristo, la identidad evangélica de la vida consagrada. Ayudad a vuestras comunidades a vivir el «éxodo» de sí en un camino de adoración y de servicio, ante todo a través de los tres pilares de vuestra existencia.

 Para leer más haga clic: DISCURSO DEL SANTO PADRE