Testimonios de miembros de la Juventud Mariana Vicenciana de Polonia

JMV_Cracow

Del 15 al 20 de julio en la Casa Madre habrá una Reunión Internacional de Asesores Espirituales de la Juventud Mariana Vicenciana. Como preparación para ese Encuentro hemos recogido algunos cortos testimonios de miembros de JMV de Polonia, como el ejemplo de lo que el movimiento JMV es para los jóvenes.

Para mí, la Juventud Mariana Vicenciana (JMV) es una comunidad de personas, multicolor, en que cada una es muy importante, debido a su personalidad y sus talentos. Ésta es mi gran alegría: la Providencia Divina nos ha reunido en este grupo, para que – a través de nuestras acciones diferentes – podamos contemplar juntos ese gran Misterio que es Dios. En JMV podemos crecer en espiritualidad Mariana y Vicenciana. Gracias a eso, yo no soy simplemente “piadoso”; yo no voy a la iglesia sólo porque tengo que ir, para estar aburrida, sino para estar más atenta y consciente.

Ewelina

La Juventud Mariana Vicenciana es una realidad cotidiana para mí. He aprendido que no sólo soy miembro de JMV durante las reuniones, sino en todas las situaciones, en cada momento del día. Gracias a los otros miembros he aprendido a actuar como parte de un equipo, y he comprendido que cada uno es responsable de su propio crecimiento espiritual. He encontrado muchos compañeros e Hijas de la Caridad maravillosos a través de quienes Cristo actúa todos los días…. gracias!… En primer lugar gracias a María, Madre de Dios, por encontrarme con JMV en el camino de mi vida. ¡Y gracias a mis queridos amigos!

Justyna

JMV_ChelmnoLa Juventud Mariana Vicenciana es la Aventura de vida que me hace hacer descubrimientos estupendos sobre la Santísima Virgen. Aquí aprendo a ser responsable. Hasta ahora solo he tenido éxito en eso.

Mateusz

JMV es una comunidad de personas estupendas que desean vivir la espiritualidad Mariana Vicenciana. La Asociación es muy importante para mí. Aquí me he encontrado con personas con las que puedo contar. Ésta es una comunidad dónde podemos compartir nuestras preocupaciones y alegrías, pasar tiempo juntos, jugando y orando. Cada uno da algo de sí mismo a la Asociación, por lo que es tan extraordinaria y bonita. La decisión de ser miembro de JMV ha sido una de las mejores opciones en mi vida.

Joanna

La Juventud Mariana Vicenciana es una gran alegría para mí. Yo he consagrado la mitad de mi vida en ella. Recuerdo como si fuera ayer el primer día y la primera reunión. JMV es muy importante para mí y es mi felicidad, porque puedo encontrarme con muchas personas estupendas y pasar tiempo juntos, jugar y orar como grupo. Gracias a esta comunidad he aprendido a ver lo que es bueno, a ver las cosas que traen la felicidad y una sonrisa a los rostros de las personas. He aprendido que puedo contar con los demás y confiar en ellos.

Un miembro JMV

JMV_Warsaw