Arriesguémonos a ir a las periferias…

Graz¡En este mes de la Resurrección he aquí dos artículos que nos alegran el corazón! Responden a las esperanzas del Papa Francisco del 21 de noviembre de 2014  en su carta apostólica a todos los consagrados.

Espero de vosotros gestos concretos de acogida a los refugiados, de cercanía a los pobres, de creatividad en la catequesis, en el anuncio del Evangelio, en la iniciación a la vida de oración. Por tanto, espero que se aligeren las estructuras, se reutilicen las grandes casas en favor de obras más acordes a las necesidades actuales de evangelización y de caridad, se adapten las obras a las nuevas necesidades”, (Expectativas para el Año de la Vida Consagrada, punto 4).

Provincia Francia Norte: Arriesguémonos a ir a las periferias de nuestras ciudades, de nuestras calles, a cambiar nuestra mirada y encontrar a nuestros hermanos que sufren”. Papa Francisco.

02En nuestras calles – de París, de Francia, del mundo – encontramos personas en situación de gran precariedad: los sin-techo. ¿Quiénes son estas personas?

Son ante todo personas. Al contrario de los clisés, no son mendigos,  borrachos o perezosos… Para nosotros es muy importante decir que son, ante todo personas, de la calle, hombres o mujeres, cada vez más numerosas, con o sin hijos, más o menos jóvenes. Se les ve sentados en el suelo, tumbados en el metro o cerca de comercios, a la puerta de nuestras iglesias. También están por la noche en los coches, en las periferias, o en los campos. Están en una situación de calle, pero no son sólo eso. Ellos tienen valores,  capacidades,  sueños, historias. Dios los quiere como son.

En estos tiempos vemos un aumento de personas en situación de gran precariedad – entre 5.000 y 8.000 personas duermen en la calle en París. ¡No solo duermen sino que también mueren! El año pasado ha habido en París decenas de personas sin techo han muerto. La esperanza de vida en la calle es de 49 años, para una esperanza de vida de 81 años en Francia…     No podemos aceptar esta situación.

07 filmProvienen de diferentes medios: trabajadores pobres,  jubilados aislados,  mujeres con sus hijos expulsadas por sus maridos,  jóvenes sin apoyo familiar… tenemos que comprender que vivir hoy en la calle, es una obligación, cuando se pasan grandes dificultades y tu vida personal no te ha ofrecido las redes naturales de apoyo.

¿Cómo se encuentran a la calle en 2014?   

Cada uno tiene su misterio, ciertamente, pero vemos tres causas principales más frecuentes hoy:

  • Económica: el paro, un despido, la pérdida de un trabajo a causa de una larga enfermedad
  • Dependencia: alcohol, drogas,
  • Ruptura afectiva: indudablemente la más dolorosa.

A estas personas no solo les falta un techo y una renta decente, también les faltan relaciones. Todos, necesitan una red, tener consejos, una escucha y amistades. Cuanto más profunda es la precariedad de la persona, más se restringe su ámbito de relaciones hasta el vacío existencial.

01Estar en la calle, es no poseer nada y faltarte de todo: toda comodidad, toda seguridad y todo medio de vida social. Su vida cotidiana es  dormir fuera, bajo un puente, en un túnel, ir en busca de lugares de acogida y de ayuda, en búsqueda de agua, de baños, duchas, de  roperos… Su vida cotidiana se define por no cuidarse, no valorizarse, estar en la soledad y el miedo permanente, sin familia y sin amigos.

¿Qué hacer? ¿Cómo encontrar a nuestros hermanos que sufren?   

Se ha comenzado un nuevo proyecto, llevado por la asociación Depaul Francia y con el apoyo de la Provincia Francia Norte, en el  distrito 15 de París. Se ha puesto en marcha en colaboración con las Hijas de la Caridad del San Vicente de Paul, los Padres Paúles,  los Equipos de San Vicente y las conferencias de San Vicente de Paúl. Este proyecto está situado en los locales de la comunidad de las Hijas de la Caridad en Périchaux.

08 soinsGracias a este proyecto, bautizado “Acogida Périchaux”, queremos que los más desheredados  encuentren ‘amigos’, una ‘familia’ temporal – con  voluntarios que los acogen, los escuchan, curan sus pies, les procuran un marco que responde a sus necesidades vitales. Es un primer paso hacia la reintegración, hacia la revaluación de su propia imagen… Este proyecto permitirá ayudar a unas 40 a 50 personas por día.

¿Cómo ha nacido este proyecto?   

Con motivo de un encuentro anual del grupo Depaul Internacional en París en el año 2010, los responsables se interpelaron sobre la importancia creciente de la gran precariedad urbana en la capital francesa, por la falta, todavía patente, de medios suficientes, a pesar de los esfuerzos de algunos años. Al mismo tiempo, una llamada del Superior General a colaborar en favor de los más pobres ha llevado al grupo a lanzar una llamada al conjunto de la familia Vicenciana de París. De marzo a junio de 2011 se realizó un estudio del campo para valorar las necesidades: de allí ha nacido la Acogida Périchaux.

04 La maison des P+�richauxLos locales de la casa de las Hijas de la Caridad de Périchaux, han sido puestos a disposición de Depaul Francia y acogerán el proyecto. Un servicio de acogida para personas sin domicilio, administrado por el equipo San Vicente de  Périchaux, presente desde hace más de diez años, ofreciendo dos veces por semana un tiempo de convivencia y un desayuno. Los voluntarios se han comprometido desde hace un año en el nuevo proyecto llevado por Depaul Francia.

Hoy, el comité Guía de la acogida de Périchaux está formado por un Director que dirige el proyecto desde septiembre de 2012; nos apoyamos en asociaciones sólidas y públicas. La renovación de los edificios está acabada: el permiso para construir ha sido conseguido; los trabajos empezaron en el mes de junio de 2014.

Se ofrecerán numerosos servicios bajo un mismo techo: duchas, lavadero, ropero de emergencia, sala de curas, podólogo, peluquero, talleres, comidas, salidas puntuales y un acompañamiento hacia las estructuras de salud especializada y particularmente hacia el centro de salud de la calle Miollis, dirigido por la Compañía. Les será reservada la acogida a las mujeres una vez por semana.

05 membres du com de pilotageEl proyecto se beneficia ya de la gran implicación de la Provincia Francia Norte. Desde 2011, 5 Hijas  de la Caridad forman parte del Comité Directivo. La Provincia ha apoyado los estudios de este campo, ha aportado financiación y ha puesto a disposición de la asociación los locales. Los grandes trabajos de restructuración y la puesta a punto de las normas están en curso, supervisados por la Provincia con el Director de la Asociación. La junta de administración de “Depaul” está formada por una Hermana, un Paúl,  un representante de la sociedad de San Vicente de Paul y una representante de los Equipos de San Vicente, AIC Francia. Así construimos juntos una respuesta Vicenciana al problema de los sin techo. Se reflexionará sobre otros proyectos en París y en otros lugares de Francia.

San Vicente de Paúl dijo: “Para que las cosas avancen, hace falta tiempo y paciencia”. Es verdad que este proyecto es un trabajo de largo recorrido, pero nuestro trabajo ya empieza a dar sus frutos.

06 le CA - voir membresGracias por interesarse con nosotros por este servicio de los pobres y de orar para que los acogidos encuentren el gusto de vivir y su sitio en la sociedad.

Sor Solange Rault, Comité de Dirección

Sor Andrée Blanchet, Junta de administración