Reflexión apostólica con San Vicente

<p style=”text-align: center;”><span style=”text-decoration: underline;”><strong><a href=”http://filles-de-la-charite.org/download/34961/”>DESCARGAR PDF</a></strong></span></p>

<p style=”text-align: justify;”>En los Estatutos de las Hijas de Caridad leemos:  La reflexión apostólica en común sobre acontecimientos y situaciones que afectan al servicio de los pobres, ayuda a las Hermanas a un mejor discernimiento de lo que Dios les pide. (E. 11)</p>

<p style=”text-align: justify;”>Dejemos a las palabras de San Vicente  atrevernos a ir adelante a inventar nuevas maneras de servir; a encontrar a Cristo en los pobres que están excluidos o que están en las periferias. A través de la reflexión apostólica discernamos lo que hemos de hacer para estar aún más cercanas a nuestros hermanos y hermanas,  que son verdaderamente pobres.</p>

<table style=”height: 1584px;” width=”747″>

<tbody>

<tr>

<td width=”400″> <a href=”http://filles-de-la-charite.org/wp-content/uploads/2014/10/Focus_09.2016_1.jpg”><img class=” wp-image-34851 aligncenter” src=”http://filles-de-la-charite.org/wp-content/uploads/2014/10/Focus_09.2016_1-300×235.jpg” alt=”Focus_09.2016_1″ width=”370″ height=”290″ /></a></td>

<td width=”500″>

<p style=”text-align: justify;”><strong>Reflexión: </strong>Vicente oyó la voz de Cristo en la humanidad que sufre de los pobres, en los pobres hambrientos  del pan y  la Palabra. Él vio a Cristo en el “otro”.</p>

<p style=”text-align: justify;”><strong>Cita</strong>: <em>Miremos al Hijo de Dios: ¡qué corazón tan caritativo! ¡qué llama de</em></p>

<p style=”text-align: justify;”><em>amor! …</em> <em>¿hay amor semejante? ¿Quién podría amar de una forma tan supereminente? Sólo nuestro Señor</em> … (San Vicente Tomo 11/B, 130 pág. 541)</p>

<p style=”text-align: justify;”><strong>Oración:  </strong>¡Oh Salvador mío y Dios mío! ¡Concédenos la gracia de mirar estas cosas con los mismos ojos con que tú las miras!</p>

(Tomo XI/3. Conf. 6 diciembre 1658. Pág.394)

<strong> </strong></td>

</tr>

<tr>

<td width=”400″> <a href=”http://filles-de-la-charite.org/wp-content/uploads/2014/10/Focus_09.2016_2.jpg”><img class=” wp-image-34852 aligncenter” src=”http://filles-de-la-charite.org/wp-content/uploads/2014/10/Focus_09.2016_2-300×231.jpg” alt=”Focus_09.2016_2″ width=”371″ height=”286″ /></a></td>

<td width=”500″>

<p style=”text-align: justify;”><strong>Reflexión: </strong>Para el Santo de la Caridad la Encarnación es el origen de una nueva relación entre Cristo y la humanidad; está en la raíz de un nuevo impulso vital…</p>

<p style=”text-align: justify;”><strong>Cita: …</strong><em>He</em><em>rmanos míos, si tuviéramos un poco de ese amor, ¿nos quedaríamos con los brazos cruzados? ¿Dejaríamos morir a todos esos que podríamos asistir? No, la caridad no puede permanecer ociosa, sino que nos mueve a la salvación y al consuelo de los demás. </em></p>

(S.V. Conf. XI/3, pág, 555, 30 de mayo de 1659)</td>

</tr>

<tr>

<td width=”400″><img class=” wp-image-34853 aligncenter” src=”http://filles-de-la-charite.org/wp-content/uploads/2014/10/Focus_09.2016_3-223×300.png” alt=”Focus_09.2016_3″ width=”373″ height=”502″ /></td>

<td width=”500″>&nbsp;

<p style=”text-align: justify;”><strong>Reflexión: </strong>Nosotros, al amar al Cristo, estamos formados por Él y adheridos a Él y sin por consiguiente estamos en condición de amar como Él lo hizo, Él que fue el evangelizador de los pobres.</p>

<p style=”text-align: justify;”><strong>Cita</strong>: <em>Dios ama a los pobres, y por consiguiente ama a quienes aman a los pobres; pues, cuando se ama mucho a una persona, se siente también afecto a sus amigos y servidores… por eso tenemos motivos para esperar que, por amor hacia ellos, también nos amará Dios a nosotros.</em></p>

<p style=”text-align: justify;”>(S.V. XI/3, Con 87, pág. 273)</p>

<p style=”text-align: justify;”><strong>Oración</strong>: <em>0h Salvador de nuestras almas… Imprime en nuestros corazones esa caridad, a fin de que algún día podamos ir a unirnos con esa hermosa Compañía de la Caridad que hay en el cielo. Haz pues, Señor, que todas ellas se sientan llenas de amor hacia ti, hacia el prójimo y hacia sus otras hermanas. </em></p>

(S.V. IX/2, 4 de marzo de 1658)<strong> </strong></td>

</tr>

<tr>

<td style=”text-align: justify;” colspan=”2″ width=”700″><strong><em>Están los pobres presentes en nuestra oración ¿traemos a la memoria rostros, situaciones, necesidades?</em></strong></td>

</tr>

<tr>

<td style=”text-align: justify;” colspan=”2″ width=”700″><strong><em>Si San Vicente estuviera hoy presente ¿cómo leería la situación de hoy a la luz del Cristo que él siguió? ¿Cómo respondería a las nuevas situaciones con que nos enfrentamos hoy? ¿Qué opciones <span style=”text-decoration: underline;”>tomaremos</span></em></strong><strong><em>?</em></strong></td>

</tr>

<tr>

<td colspan=”2″ width=”700″>

<hr />

<em>Textos adaptados de la Reflexión 2 para el 350 aniversario de la muerte de San Vicente y Santa Luisa “Espiritualidad Vicenciana – un Encuentro con Cristo en los Pobres”. Luigi Mezzadri, C.M.</em></td>

</tr>

</tbody>

</table>