El P. Tomaž Mavrič CM, Superior General, visita Australia

[Provincia de Australia] El P. Tomaž, durante su visita a la Congregación de la Misión, Provincia de Oceanía, visitó también a las Hijas de la Caridad. Llegó el martes 11 de febrero después de un vuelo  desde Melbourne, donde se reunió con los cohermanos  de la CM y las tres Hijas de la Caridad residentes allí.

Veinticinco Hijas de la Caridad se reunieron para dar la bienvenida al P. Tomaž. Entró en la sala de reuniones y, antes de sentarse a tomar una taza de té, saludó personalmente a cada hermana. Este gesto tranquilizó a todos. El P. Tomaž nos dio una charla informal, seguida de preguntas y respuestas. Nos encantó su sencillez al responder a las preguntas de las Hermanas y admiramos su conocimiento de los eventos mundiales que no necesariamente están relacionados con la Familia Vicenciana.

Después de una hora de conversación, yo lo acompañé a visitar a cuatro de nuestras hermanas que están en nuestro hogar para personas mayores en Bethany Villa ubicada al lado de nuestra casa. Tres de estas Hermanas están en los noventa años, pero su alegría fue grande al ver a nuestro Superior General y poder hablar con él. La tercera hermana estaba en la cama, y cuando le presentaron al padre Tomaž su sonrisa fue brillante y su rostro radiante. ¡La visita a la cuarta hermana fue más larga porque disponía de más tiempo! ¡Esta Hermana admira los escritos del padre Tomaž y con mucho gusto le hizo saber su admiración! Después le contó sus actividades en Bethany Villa, por ejemplo, sesiones de poesía con un pequeño grupo de residentes, reflexiones semanales durante los tiempos de Adviento y Cuaresma. ¡El P. Tomaž invitó a la Hermana a recitar un poema y ella lo hizo verso tras verso durante al menos tres minutos sin equivocarse en una sola palabra! ¡El P. Tomaž estaba fascinado! En Australia, diríamos “¡¡Él fue golpeado!”

Después el P. Tomaž y yo caminamos brevemente por el Hogar visitando muy rápidamente a tres residentes. Uno ha sido Gerente y miembro de la Junta Consultiva Provincial durante muchos años. Ahora con más de noventa años es residente, junto con su esposa, en nuestro Centro de atención a personas mayores en Sta. Catalina. En agradecimiento por sus años de servicio dedicado a la Comunidad y su leal amistad con las Hermanas, presenté al Padre Tomaž a la pareja. Después, el P. Tomaž visitó a una señora italiana, residente durante un tiempo en Sta. Catalina y que ahora, lamentablemente, está postrada en cama. ¡Pudieron conversar en italiano! Finalmente, el P. Tomaž bendijo a una señora, hermana de una de nuestras Hermanas, que está en la residencia.

De regreso el P. Tomaž celebró la Eucaristía en la sala de reuniones y la noche concluyó con una sencilla cena juntos. El 11 de febrero, no solo era la Fiesta de Nuestra Señora de Lourdes, sino que hacía justo un mes que las Provincias de Australia y Gran Bretaña se unieron para formar la Provincia Rosalía Rendu.

El P. Tomaž fue muy generoso con su tiempo y varias de las Hermanas tuvieron la oportunidad de hablar personalmente con él sobre sus servicios anteriores ​​o presentes y sobre su interés en los compromisos de nuestras Hermanas en otras partes del mundo donde hay mucho sufrimiento. También estuvieron interesadas ​​en la referencia del P. Tomaž a ser instrumentos de cambio a través de la representación vicenciana a nivel de las Naciones Unidas.

¡Hubo referencia a los incendios forestales que fueron noticia mundial! Si bien gracias a Dios, ni nuestras Hermanas, sus familias, hogares y las personas a las que servimos se han visto afectados, sin embargo, hubo muchas tragedias relacionadas con la pérdida de vidas, propiedades y ganado. Los australianos son muy generosos y más aún cuando ocurren tales desastres o tragedias. Durante meses nuestra oración más ferviente fue para que llegara la lluvia. Finalmente, Dios respondió enviando lluvias torrenciales y tormentas sin parar durante tres días. Esto también causó estragos, pero el Señor respondió a las súplicas de todo el mundo por nuestro país y los embalses ya no están secos. Durante estas lluvias ininterrumpidas, un enorme árbol cayó sobre el techo del Centro para atención a las personas mayores de Sta. Catalina y cinco de los residentes tuvieron que ser trasladados a otra sección del Hogar. Gracias a Dios ninguno de estos residentes resultó herido. Sus habitaciones están aún en reparación. ¡La noche en que el P. Tomaž llegó a Sydney fue la primera de lluvia y tormentas!

 Sor Celine Quadros
Hija de la Carida
d

Views: 1.164