Beato Pedro Jorge Frassati

Pedro Jorge Frassati fue un joven que perteneció a la Sociedad de San Vicente de Paúl. Murió a los 24 años de una enfermedad contraída sirviendo a los pobres.

1901, 6 de abril Nace en Turín
1918 Se apunta a las Conferencias el San Vincente de Paúl
1922 Renuncia al sacerdocio
1925 Pedro Jorge recibe su diploma de ingeniero
1925, 29 de junio Contrae la poliomielitis
1925, 4 de julio Muere
1990, 20 de mayo Es beatificado por el Papa Juan Pablo II que lo senala “como el hombre de las bienaventuranzas”
4 de julio Fiesta litúrgica

Nació en Turín el 6 de abril de 1901 en una familia burguesa, la educación que recibió de sus padres Alfredo Frassati y Adelaida Ametis fue bastante severa. Desde  muy joven, Pedro Jorge se mostró muy compasivo hacia los pobres. En 1918 su padre fue nombrado embajador de Italia en Alemania. Es en esta época es cuando desea ser sacerdote pero su madre, que tiene otras ambiciones, lo rechaza. Pedro Jorge vive entonces su fe en la indiferencia general de su familia. Entra en la escuela politécnica de Turín para ser ingeniero de minas. Trató de rodearse de obreros y se inscribió en el seno de la Federación de universitarios católicos italianos (FUCI).

En 1918, se inscribió en las Conferencias a San Vicente de Paúl, fundada por Federico Ozanam.  Después de una discusión con Karl Rahner renuncia al sacerdocio: “Quiero poder ayudar, por todos los medios posibles, a las personas de mi país, y lo lograré mejor conservando mi estado laico que siendo sacerdote. Un ingeniero de minas, dando buen ejemplo, puede tener una acción más eficaz“. Pedro Jorge con sus amigos, crea la “Compañía de los tipos inquietantes”, grupo de amigos de la juventud dorada que, a menudo, van de excursión a la montaña. Pedro Jorge estructura el pensamiento del grupo: “A nosotros, no nos está permitido vegetar; tenemos que vivir” él impulsa a sus amigos a vivir su fe con alegría. Él dice a uno de sus amigos que “La caridad sola puede valer de objetivo a toda una vida, llenar un programa. La caridad, he aquí el fin al que quiero aspirar, con la gracia de Dios“. Intenta luchar contra sus defectos: “Lucho por suprimir todo mi pasado y todo lo que él cierra de censurable, para ir hacia una vida mejor”. En 1925 a los 24 años abandonó todas las actividades, excepto la Conferencia de San Vicente de Paúl en la que continúa  participando.

El 29 de junio de 1925, después de una de sus visitas a los pobres, contrae la poliomielitis. Mientras su abuela está en la agonía, Pedro Jorge, está muy cansado y no sabe todavía que padece la enfermedad que, en pocos días, se lo llevará… no se queja. El 3 de julio, se sabe por fin el diagnóstico: poliomielitis en estado avanzado. El viernes, que es el día de sus visitas a los pobres, Pedro Jorge pide a su hermana que transmita una nota que ha redactado con gran fatiga: pide que se le sustituya en la visita a los pobres a quienes él debía visitar. El 4 de julio de 1925 muere. Sólo después de su muerte su familia se entera de sus acciones de caridad; también sus amigos, fuera del círculo de San Vicente de Paúl, no estaban informados de la importante actividad que había tenido en el servicio de los pobres. En el momento de sus exequias, millares de personas, entre ellos muchos pobres, en Turín, están presentes durante el trayecto hasta la iglesia.

En 1983 en el momento de la creación de las Jornadas mundiales de la juventud, el Papa Juan Pablo II cita a Pedro Jorge Frassati como modelo de santidad para la juventud.