Santa Isabel Ana Seton

Isabel Ana Seton es la primera santa nacida en Estados Unidos. Fundó las Hermanas Americanas de la Caridad y se le atribuye el ser la pionera de la educación católica, ya que abrió el camino para el sistema escolar parroquial en los Estados Unidos.

1774, 28 de agosto Nacimiento
1794, 25 de enero Matrimonio con Guillermo Magee Seton
1803, 27 de diciembre Queda viuda
1805, 14 de marzo Profesión de Fe en la Iglesia católica
1809, 31 de julio Fundación de las Hermanas de la Caridad de San José
1810 Fundación de la Escuela y Academia Libre de San José para las jóvenes
1821, 4 de enero Fallece en Emmitsburgo, Maryland
1963, 17 de marzo Beatificación por  Juan XXIII.
1975, 14 de septiembre Canonización  por Pablo VI
4 de enero Fiesta litúrgica

Nacida en, o cerca, de la Ciudad de Nueva York el 28 de agosto de 1774,  hija de Catalina Charlton y el Dr. Richard Bayley, Episcopalianos devotos. Fue bautizada y creció en la fe de la iglesia episcopal, que fue la base de su santidad. Su padre fue el primer funcionario de salud pública del Puerto de Nueva York. Creció en la Ciudad de Nueva York y Nueva Rochelle, Nueva York. El 25 de enero de 1794,  se casó Guillermo Magee Seton, perteneciente a una familia  mercante adinerada y la nueva pareja vivió primero en el  bajo Manhattan. El matrimonio fue bendecido con tres hijas y dos hijos.

Poco después de su matrimonio William enfermó de tuberculosis. Isabel, Guillermo y su hija mayor, Ana María, en un esfuerzo por restaurar su salud en un clima más cálido, embarcaron rumbo a Italia, pero Guillermo  murió en Pisa el 27 de diciembre de 1803,  dejándola viuda con 5 niños pequeños cuando  tenía sólo 29 años.Nacida en, o cerca, de la Ciudad de Nueva York el 28 de agosto de 1774,  hija de Catalina Charlton y el Dr. Richard Bayley, Episcopalianos devotos. Fue bautizada y creció en la fe de la iglesia episcopal, que fue la base de su santidad. Su padre fue el primer funcionario de salud pública del Puerto de Nueva York. Creció en la Ciudad de Nueva York y Nueva Rochelle, Nueva York. El 25 de enero de 1794,  se casó Guillermo Magee Seton, perteneciente a una familia  mercante adinerada y la nueva pareja vivió primero en el  bajo Manhattan. El matrimonio fue bendecido con tres hijas y dos hijos.

La familia Felicchi de Livorno, Italia,  íntimos colaborados de negocios y amigos de la familia—les ofrecieron una calurosa acogida, hospitalidad y consuelo. A Isabel, que siempre fue profundamente espiritual, le impresionó enormemente su fe y devociones y empezó a interrogarse sobre su religión.

Un año después de su retorno a Nueva York, Isabel se convirtió al catolicismo. Esta conversión le costó muy cara. Debido a la quiebra del negocio naviero antes de la muerte de Guillermo, los próximos años serían muy dolorosos, al estar viuda, sin dinero y tener que mantener a sus cinco hijos sin el apoyo de su familia y amigos.

En el verano de 1808, el P. Guillermo Luis Dubourg,  sacerdote francés de San Sulpicio, Maryland, conoció a Isabel cuando visitaba  Nueva York y la invitó a ir a Baltimore con la promesa de abrir una escuela  para niñas. Ella accedió y a quedarse en Paca Street durante un año. Allí se le unieron algunas mujeres con el deseo de formar una comunidad que se dedicara al servicio apostólico.

Gracias a la generosidad de un bienhechor, la Señora Seton pudo trasladarse a  la zona rural de Emmitsburgo, Maryland y estableció allí la Escuela y Academia Libre de San José. Este nuevo servicio y estilo de vida empezó el 31 de julio de 1809 en la Casa de la Piedra en San José del Valle,  cerca de Emmitsburgo. Tuvo gran éxito y a ella se unieron  más jóvenes que formaron la primera comunidad de consagradas fundada en América, las Hermanas de la Caridad de San José.

El 17 de enero de 1812 el Reglamento de las Hermanas de la Caridad de San José en los Estados Unidos recibió la aprobación oficial. (Estas Reglas se basaban en las Reglas Comunes de las Hijas de la Caridad fundadas  en 1633, en Francia,  por San Vicente de Paúl y Santa Luisa de Marillac). Así nacieron las Hermanas Americanas de la Caridad que ahora se han constituido en la Federación de Hermanas de la Caridad.

Isabel, incluso antes de ser recibida en la Iglesia católica, vio a Cristo en los pobres, sobre todo en las mujeres y  niños necesitados. Ella es santa por su búsqueda y respuesta a la voluntad de Dios en su vida.

Su santidad se fue desarrollando desde su fe en la iglesia episcopal. Fue   fiel practicante de la iglesia de la Santísima Trinidad, Iglesia episcopal y, antes y después de su conversión al Catolicismo, le gustaba pasar tiempo ante el Santísimo Sacramento en la cercana Iglesia Católica de San Pedro.

Isabel murió a la edad de 46 años el 4 de enero de 1821 en Emmitsburgo, Maryland.

El 25 de marzo de 1850 las Hermanas de Caridad de San José de Emmitsburgo se unieron a la Compañía francesa de las Hijas de Caridad de San Vincent de Paúl.