Mi Vocación

“Y todo aquel que haya dejado casas, hermanos, hermanas, padre, madre, hijos o hacienda por mi nombre, recibirá el ciento por uno y heredará vida eterna.”(Mt19,29)

De niña, me gustaba jugar a las casitas… Muñecas de colores eran mis hijas y ositos de peluche, mis hijos. Los paseaba en un cochecito, los cuidaba, los alimentaba, los cambiaba de ropa. Cuando estaban “enfermos” los cuidaba. Cada uno tenía su nombre… La tarea clásica de una niña … Y ahora, después de muchos años, en el jardín de infancia contemplo a las niñas que juegan con las mismas diversiones que yo.

En cada uno de nosotros hay un deseo de ser importante para alguien y ser amado por alguien… JESÚS me otorgó su amor incondicional. Él me llamó y me invitó a pasar mi vida con Él, el Esposo. Un día, me mostró que tiene un plan para mí, que quiere que me convierta en sierva, en Hija de la Caridad, para amar a los demás como Él, incondicionalmente.

Ahora mi servicio es en un jardín de infancia. Un lugar extraordinario, único y al mismo tiempo normal y sencillo. Podría parecer que aquí no suceden grandes cosas. Pero es Dios mismo quien nos envía a estos niños. Él quiere que sembremos semillas de bien en ellos, para que a su vez ellos mismos sean “buenas personas”.

Mi vida diaria en el jardín de infancia es una oración común, diversión, aprendizaje, gestos sencillos y actividades como cepillarse, a veces dar de comer, pero siempre con la seguridad de Jesús: “Lo que sea que hiciste con uno de los más pequeños a mí me lo hiciste”. (Mt 25,31) Jesús-Mi Maestro amó especialmente a los niños, ¡y hoy yo estoy aprendiendo a amarlos como son! A menudo recibo de ellos lecciones de honestidad y sencillez, de creatividad y el hecho de que el amor es creativo. Servir entre los más jóvenes me da gran alegría, en él descubro a Jesús que me ayuda a entrar en el mundo de un niño. Y cada niño es un mundo diferente. Gracias a eso, Él me forma y me permite experimentar que Él está cerca. Basta con ponerse “lentes de fe” y verle en los más pequeños, ¡lo que yo aprendo cada día!

 

 

 

 

 

 

Sr Natalia, Provincia de Cracovia