Congreso Internacional sobre la Pastoral de los ancianos, 29- 31 de enero de 2020 – Tema: “La riqueza de muchos años de vida”

El Congreso fue organizado por el Dicasterio del Vaticano para los Laicos, la Familia y la Vida por el motivo siguiente:

El Papa Francisco ama a los ancianos y, desde el comienzo de su pontificado, y en numerosas ocasiones en su diálogo con los jóvenes ha subrayado la importancia  para ellos el papel indispensable de las personas mayores en la transmisión de la fe y en el redescubrimiento de sus raíces.

Ante la ampliación de la vida media y el envejecimiento de la población, el Papa Francisco afirmó que “incluso la espiritualidad cristiana fue un poco sorprendida ” y esperaba una reflexión eclesial renovada sobre lo que él llamó la bendición de una larga vida.

El Santo Padre ha pedido a los ancianos que sean protagonistas y que “no bajen las manos”. Este período de la vida es diferente de los anteriores … por lo tanto, también debemos “inventarlo” un poco.

La primera Conferencia Internacional sobre el cuidado pastoral de los ancianos “La riqueza de muchos años de vida” es la respuesta del Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida a esta llamada del Santo Padre.

La reunión se centró en cómo actuar ante la cultura de descarte de los ancianos, su papel en la familia y su vocación particular en la Iglesia. El Santo Padre recibió a los participantes en una Audiencia Especial.

Representantes de las Conferencias Episcopales, congregaciones religiosas, asociaciones y movimientos laicos de todo el mundo involucrados en el cuidado pastoral de los ancianos fueron invitados al congreso.

Tomado de: http://www.laityfamilylife.va/ … la-ricchezza-degli-anni.html

El Congreso tuvo lugar en el Centro de Congresos “Augustinianum” en Roma y contó con la presencia de 550 participantes de 60 países. Brasil envió la delegación más numerosa con 165 personas; podría haber habido más si no hubiera sido por el número limitado de plazas ofrecidos. Los brasileños representaron a los 25,000 voluntarios que sirven en el Cuidado Pastoral de los Ancianos y acompañan a un promedio de 150,000 personas mayores. Su servicio incluye visitas mensuales a domicilio, especialmente a los más vulnerables.

A continuación, se presentan extractos del discurso del Papa Francisco cuando recibió en audiencia a los participantes:

 ¡Queridos hermanos y hermanas!

La “riqueza de los muchos años” es una riqueza de personas, de cada persona individual que tiene muchos años de vida, experiencia e historia detrás de ellos.

En la Biblia, la longevidad es una bendición.

El Señor puede y quiere escribir con ellos también nuevas páginas, páginas de santidad, de servicio, de oración …

La profecía de los ancianos se cumple cuando la luz del Evangelio entra plenamente en sus vidas; cuando, como Simeón y Ana, toman a Jesús en sus brazos y anuncian la revolución de la ternura, la Buena Nueva de Aquel que vino al mundo para traer la luz del Padre. Por eso les pido que no se cansen de proclamar el Evangelio a los abuelos y personas mayores. Acérquense a ellos con una sonrisa en su rostro y el Evangelio en sus manos. Salgan a las calles de sus parroquias y busquen a los ancianos que viven solos. ¡La vejez no es una enfermedad, es un privilegio! La soledad puede ser una enfermedad, pero con caridad, cercanía y consuelo espiritual podemos curarla.

Les agradezco a todos los que dedican sus energías pastorales a los abuelos y a los mayores.

Espero que lo que hoy es la sensibilidad de unos pocos se convierta en patrimonio de cada comunidad eclesial. No tengan miedo, tomen iniciativas, ayuden a sus obispos y a sus diócesis a promover el servicio pastoral hacia y con las personas mayores. ¡No se desanimen, sigan adelante! El Dicasterio para los Laicos, la Familia y la Vida continuará acompañándolos en esta tarea.

Yo también los acompaño con mi oración y mi bendición. (Papa Francisco, Roma, 31 de enero de 2020)

Tomado de: https://press.vatican.va/…bollettino…2020/01/31/…)

Sor Terezinha Tortelli, HC

Views: 1.304