La Pastoral a las Personas Mayores celebra 10 años en Brasil

Pastoral da Pessoa Idosa (1) [Provincia de Curitiba – Brasil] La Pastoral a las Personas Mayores fue fundada el año 2004; es una organización vinculada a la Conferencia Nacional Episcopal de Brasil (CNBB), con su oficina principal en la ciudad de Curitiba, estado de Paraná, Brasil. Su fin principal es realizar una visita mensual al anciano en su casa en la que se puede acompañar a las personas mayores en situación de vulnerabilidad dada su fragilidad física, la pobreza, el abandono, la soledad. Se desarrollan varias actividades que valoran a la persona mayor en su contexto familiar, proporcionando información sobre su salud, la defensa de sus derechos, la prevención del abuso y la violencia contra el anciano.

Este año la Pastoral a las Personas Mayores celebra el décimo aniversario de su fundación, conmemorando su expansión por el país entero. Está presente en todos los estados de Brasil, en 834 municipalidades (el 17% de todas las municipalidades brasileñas); en 4.635 pequeñas comunidades; en 1.327 parroquias (el 12%); en 187 diócesis (el 71%) y acompaña a un promedio mensual de 140.640 personas mayores. Mensualmente 18.080 líderes voluntarios de la comunidad, preparados para llevar a  cabo esta misión de fe, comprometidos con el prójimo, visitan a 113.231 familias.

Desde el principio, este servicio ha sido acompañado por las Hijas de la Caridad de varias Provincias de Brasil. Y desde 2010 ha estado coordinado a nivel nacional por una Hija de la Caridad de la Provincia de Curitiba, servicio confiado a ella por la Presidencia de la Conferencia Episcopal Nacional Brasileña, de acuerdo con la Visitadora y su Consejo.

La celebración de los 10 años de la Pastoral al Anciano nos ha proporcionado un nuevo estímulo y la convicción de que no podemos parar nuestra misión. “Que cada comunidad acompañe con amor y comprensión a todos los que envejecen“,  esta frase escrita por una persona mayor frágil en la víspera de su muerte (San Juan Pablo II)  en enero de 2005, nos impulsa a perseverar y a tener confianza en que, poco a poco, la sociedad brasileña y sobre todo los que están al cargo del poder público y de los recursos, comprenderán cuánto necesitamos invertir en este área. Como el Papa Francisco dijo: “No habrá armonía ni felicidad para una sociedad que ignora, que deja en los márgenes, que abandona en la periferia a una parte de sí mismo”.

Hoy en Brasil hay más de 25 millones de personas de más de 60 años (el 12% de la población). Dentro de este universo, el número que más aumenta son los mayores de 80 años, justo los más frágiles. Desgraciadamente la sociedad brasileña no se prepara rápidamente para este fenómeno de envejecimiento creciente y no hay suficientes inversiones y servicios para apoyar a estas personas y a sus familias. Los servicios de que dispone hoy son los mismos de hace 100 años: los tradicionales asilos, hoy llamados Instituciones de Cuidados a Largo Término para los Mayores.

Un estudio realizado el año 2008 por la Secretaría para los Derechos Humanos revela que, menos del 0,5% de la población mayor está viviendo en instituciones. Por consiguiente, el 99,5% están en su casa (solos, o viviendo con familiares) lo que justifica la necesidad de invertir más en el Cuidado Pastoral especializado que se dedica exclusivamente al Anciano, y a acompañar a aquéllos ancianos más frágiles en sus casas y en las comunidades más pobres de nuestro país.

Sor Terezinha Tortelli, H.C. 

 Pastoral da Pessoa Idosa (2)  Pastoral da Pessoa Idosa (4)  Pastoral da Pessoa Idosa (3)
Views: 1.562