Visibilidad de la Pastoral Penitenciaria

[Provincia Santa Luisa-Madrid] El 16 de octubre, comenzamos nuestra reunión con una oración, como es natural en nuestros encuentros; Deseo transmitir el mensaje esperanzador y el eco que dejaron las múltiples intervenciones, en cada uno de nosotros, como la hermosa expresión de sentirnos como “La familia que peregrina en la Pastoral Penitenciaria”.

Además de los Voluntarios nos acompañaron en la reunión Mons. José Ángel Saiz Meneses, Obispo de Tarrasa, responsable de la Pastoral Penitenciaria de la Conferencia Episcopal Española y D. José María Gil Tamayo Secretario General de la misma, D. Luis Ángel Ortiz González, Secretario General de Instituciones Penitenciarias y el P. Florencio Roselló Avellanas (Mercedario) director del Departamento de Pastoral Penitenciaria de la C.E.E.

Nos impulsaron a manifestar la solidaridad que existe dentro de cada Centro; la Iglesia y la sociedad tiene que conocerlo, no para ser alabados “Tampoco se enciende una lámpara para meterla debajo del celemín, sino para ponerla en el candelero y alumbre a todos los de la casa, brille así vuestra luz ante los hombres, para que vean vuestras buenas obras y den gloria a vuestro Padre que está en los cielos” (MT 5. 16,17),

Hoy más que nunca se necesita motivar a la sociedad para que tome conciencia; e invitar a participar, insistir en los arciprestazgos, en las parroquias, en nuestros entornos, la urgencia de dar a conocer y de acogera aquellos que son hijos y hermanos de un mismo Padre.

José María Gil Tamayo nos decía: Para la Conferencia Episcopal no sois invisibles, porque esta pastoral tiene un componente irrenunciable del Mesías, la atención a los privados de libertad, palabras no de un Concilio, sino palabras del mismo Cristo. Hemos de trabajar no para ser vistos, sino para ser auténticos, mostrarnos como somos, y hacerlo con naturalidad, esto nos ayudará a ganar en coherencia y en credibilidad. “El hombre contemporáneo escucha más a gusto a los testigos que a los maestros, o si escucha a los maestros es porque son testigos”(San Pablo VI).

Estuvieron también presentes distintos medios de comunicación y partidos políticos, que nos estimularon a seguir haciéndonos más visibles, más oídos, con más comunicación, que utilicemos todos los medios, nuestra labor es muy importante, pero no se percibe, no se siente. Todos enaltecieron la dedicación, el compromiso a los 2.700 voluntarios de los distintos Centros Penitenciarios.

Dña. Zaida Cantera, Diputada socialista en el Congreso (Anteriormente comandante retirada del Ejército de Tierra) en su intervención nos dejó el siguiente mensaje:“He visto lo mejor en gente que vestía sotana y alzacuellos, que se han metido en lugares en los que no se atrevía a entrar ni un militar, sin la Pastoral Penitenciaria, la seguridad sería peor”  e hizo suyas las palabras de Dña. Mercedes Gallizo, ex-directora de Instituciones Penitenciarias: “Si no existiese la Pastoral penitenciaria, habría que crearla”.

Los Capellanes, delegados y Coordinadores, analizamos, por grupos, diversas preguntas, por ejemplo: ¿Qué hacéis a nivel diocesano para visibilizar la Pastoral Penitenciaria en la Iglesia y en la sociedad? ¿Qué iniciativas ves necesarias en tu diócesis para potenciar la visibilidad de Pastoral Penitenciaria? nunca desfallecer, sino todo lo contrario porque somos presencia evangélica, y el rostro del preso es un rostro humano, con sueños, con sombras, con esperanzas, con enfermedad, con miedos, con deseos de transformar su vida.

Estamos llamados a la extensión y visualización de esta pastoral, no todas las diócesis junto con sus Obispos tienen el mismo compromiso, ni todas las parroquias están dispuestas a acoger e integrar dentro de sus planes pastorales a la Pastoral penitenciaria,  es necesario seguir llamando a la puerta como en el Evangelio, y nunca desfallecer, sino todo lo contrario porque somos presencia evangélica.

La intervención de Dña. Raquel Benito López, Coordinadora del Área Jurídica, Abogada y Profesora de Derecho Penal y Penitenciario de la Universidad Autónoma de Madrid fue, La prisión permanente revisable cuestionamiento moral y jurídico”.Tema complejo y candente donde, de acuerdo con lo establecido en el artículo 83 del Código Penal, las modificaciones y revocaciones de la suspensión son competencia del Juez o Tribunal sentenciador, sin embargo, se atribuye al Juez de Vigilancia Penitenciaria la facultad de revocar la suspensión.

Gracias a todos cuantos intentamos humanizar los Centros Penitenciarios; gracias a los que han participado en el encuentro y han colaborado en su desarrollo; gracias a los que optéis por leer esta escueta información; gracias a los que en su oración tengan presente a los hermanos privados del Don divino de la libertad.

Sor. M.ª de Cortes Astasio Lara H C.

Views: 323