Las Hijas de Caridad de la Provincia de África del Norte en peregrinación a Hipo.

hippone8[Provincia de África del Norte] El 2 de mayo con motivo del Centenario de la erección de la Iglesia de San Agustín como Basílica hubo una peregrinación y celebración Eucarística a la que nosotras asistimos.  Para esta pequeña comunidad católica, en medio de los creyentes musulmanes, era importante poder celebrar nuestra fe con la tal solemnidad.

Hipo es una antigua ciudad portuaria romana en el Este de Argelia, cerca de la frontera con Túnez.  Aquí estuvo san Agustín y escribió sus grandes obras, él fue pastor, juez, abogado de los pobres y siervo de la Iglesia.  Durante largos  siglos de aquí radiaron su filosofía y su teología.  Este ilustre Obispo atravesó Numidia y tomó parte en los grandes debates de la Iglesia del siglo IV en Cartago.  Varios años antes él estuvo en esta tierra argelina en Thagaste en Numidia, lo que es hoy Souk-Ahras.  Hijo de un patricio romano y de madre beréber, estudió y enseñó en su tierra nativa antes de ir a Milán para continuar su brillante carrera en retórica.  Una vez que él descubrió el Amor de Dios nunca dejó de alabar al Dios del Amor con todo su ser.

En lo alto de la colina de Hipo (hoy ANNABA) está esta Basílica de San Agustín, recientemente restaurada. Ahí fue nuestra peregrinación.  Salimos de casa en Constantinopla a las cinco treinta de la mañana para unirnos a los peregrinos de las pequeñas comunidades de Argelia así como los de Francia, Italia y otros.  Todos vinimos a la Fiesta a mostrar la unidad y universalidad de la Iglesia y el apoyo de nuestra misión en una tierra Islamista, la misión del diálogo, paz y el amor de Dios para toda la humanidad.

 hippone1  hippone2  hippone3

Los estudiantes sub-saharianos, cristianos del país, todos los participantes hicieron todo lo que pudieron para el éxito del día.  Los peregrinos fueron acogidos y caminaron a la Basílica acompañados por la meditación de seis textos de San Agustín.  La Misa estuvo presidida por Cardenal Jean Louis Tauran,  enviado especial del Papa y presidente del Consejo Episcopal para el Diálogo Interreligioso.  También alrededor del altar estuvieron el Nuncio Apostólico, Philippe Barbarin Cardenal de Lyon, Obispo Paul Desarges, obispo de Hipo y de Constantinopla, los Obispos de las otras tres diócesis de Argelia así como tres Obispos eméritos del país, dos de Marsella y aproximadamente veinte sacerdotes.  Nosotros cantamos y celebramos nuestra fe y el Cardenal Tauran nos exhortó a continuar en el espíritu de San Agustín  buscando la Verdad, el Amor y la Belleza de  todos los seres humanos.  Dicho de otra manera, hemos de construir un mundo más  humano y fraternal.

Un refrigerio nos dio la energía para continuar el día con una conferencia sobre el trabajo de  restauración del edificio y del órgano.  Esto fue seguido por una presentación por un profesor musulmán con conocimiento de San Agustín – el hombre y su trabajo.  La conferencia del cardenal Taurán  fue sobre la importancia del diálogo entre religiones diciéndonos que para ser capaz de dialogar es necesario saber y entender el sufrimiento de los demás haciéndolo nuestro.

Siguiendo a este gigante de la Iglesia, queremos vivir como Hijas de la Caridad testigos del amor de Dios para todos los que son pobres a quienes nosotros servimos en esta tierra de África del Norte.

“…Hablando de la Jerusalén celestial el Salmo 122 dice: ¡Ya estamos, ya se posan nuestros pies, en tus puertas, Jerusalén!

“Los que entran son piedras vivas”. (San Agustín)

Views: 1.078