Translación de las Reliquias de la Beata Lindalva J. de Oliveira, Hija de la Caridad

lind7[Provincia de Recife – Brasil] El día 5 de abril, a las 7 de la mañana, tuvo lugar la bendición de la Capilla dedicada a la Beata Lindalva Justo de Oliveira construida, en el Instituto de Nuestra Señora de la Sallete, en la ciudad de Salvador, estado de Bahía. A las 5 de la tarde se celebró una vigilia de oración como preparación para el día siguiente en que las reliquias serían trasladadas. Al mismo tiempo de la vigilia fue abierta la urna con las reliquias a fin de ser trasladadas a Abrigo Dom Pedro II, lugar de su martirio, en la misma ciudad.

El 6 de abril, antes de la misa, las reliquias fueron colocadas en el lugar apropiado dónde todos pudieran verlas, orar y agradecer todas las gracias recibidas. Fue un momento de fe muy conmovedor porque  vimos las manifestaciones de devoción de las personas que confían en la intercesión de la Beata Lindalva. La Misa, que empezó con la procesión de las reliquias llevadas cerca del altar, fue concelebrada por el Sr. Arzobispo Primado de Brasil, Mons. Murilo Krieger. Fue un gran momento de fe y esperanza para la archidiócesis del Salvador de Bahía. Asistieron a la misma el Padre Shijo Antony, C.M., Postulator General para las Causas de Canonización de la Familia Vicenciana, incluída la de Sor Lindalva; Sor Marlene Terezinha Rosa, Consejera General, representando a Sor Evelyne Franc, Superiora General de la Compañía de las Hijas de Caridad, Sr. María Ilza Ferreira, Visitadora de la Provincia de Recife, el Consejo Provincial, el P. José Moreira Ribeiro, C.M. Director Provincial, Visitadoras y representantes de todas las Provincias de Brasil y, sobre todo, las Hijas de la Caridad de la Provincia de Recife. También estuvieron presentes familiares de la Beata Lindalva, una peregrinación de su lugar de nacimiento,  Açu, y de otras ciudades, así como fieles de la ciudad del Salvador. Después de la Misa, un camión de bomberos desfiló con la urna de sus restos por las calles de Salvador, acompañado de un desfile de automóviles que recorrió varios kilómetros de la ciudad.

 lind3  lind5  lind6

Al llegar a la Capilla de la Beata Lindalva, la urna fue trasladada del camión de los bomberos, seguida de  manifestaciones de alabanza y de fe. El Señor Obispo Murilo Krieger dirigió un fervoroso tiempo de oración, seguido por la entronización de la urna que se puso bajo el altar. Mons. Murilo subrayó la fe de las personas y recordó que el lugar bendito y santo sería un lugar especial para la oración de los niños y jóvenes, porque ésta es una santa que ya no pertenece a su familia de sangre, ni a su familia religiosa, sino a la Iglesia. Ésa es la razón por la que Sor Lindalva es hoy nuestra, del pueblo y de todos. Después de la ceremonia de la entronización de la urna, la Capilla permaneció abierta, accesible a todos los creyentes para orar libremente, dar gracias e interceder por la Iglesia, las familias, las vocaciones y la  humanidad que tienen sed de Dios. La Capilla, de un aspecto digno, bello y piadoso dedicado a la Beata Lindalva, ha pasado a ser un lugar bendito que siempre estará abierto a los peregrinos y devotos, así como a todos los que deseen orar y saber más sobre  Sor Lindalva, Beata de nuestro tiempo. Alabemos y demos gracias al Señor por este evento memorable. Que ella interceda por la humanidad, por la Iglesia, la Compañía, las Provincias y en particular por los pobres a quienes ella tanto  amó.

Sr. María Aparecida M. de Oliveira
Hija de la Caridad 

 lind9  lind22  lind23
Views: 1.381