Encuentro trienal de Pastoral Vocacional

[España] El 19 de octubre, Hijas de la Caridad y Paúles de la Congregación de la Misión, nos reunimos para reflexionar y profundizar sobre el tema del Sínodo con el lema “Jóvenes, fe y discernimiento vocacional”. Comenzamos con la oración de la mañana.

Sor Carmen Pérez, Consejera general, abrió el Encuentro, con unas palabras centradas en un discurso que el Papa dedicó en la audiencia a los participantes en un Congreso de los Centros Nacionales para las Vocaciones de la Iglesia de Europa del 6-6-2019, que decía: “Ayudar a un joven o a una joven a elegir la vocación de su vida, ya sea como laico, laica, sacerdote o religiosa, es ayudar a asegurar que encuentre el diálogo con el Señor. Que aprenda a preguntarle al Señor: “¿Qué quieres de mí?…

Sor Antonia González, Visitadora de Madrid-Santa Luisa, en su saludo trató el Documento Preparatorio del Sínodo de los Obispos, Los jóvenes, la fe y el discernimiento vocacional,recordando “la aportación de tres verbos que ofrecen pistas sobre los encuentros de Jesús con las personas de su tiempo. Estas pistas pueden orientar el estilo de la pastoral vocacional e iluminar estar jornadas: salir, ver, llamar.

  • Salir de ciertas rigideceso siempre se ha hecho así, que hacen menos creíble el anuncio de la alegría del Evangelio.
  • Ver, con una mirada más profundapara percibir alegríasy esperanzas, tristezas y angustias de los jóvenes de hoy.
  • Llamar, mover a las personas de aquello que superficialmente las tranquiliza y con frecuencia paraliza…, llamarlas para despertar el deseo.

Es Jesús quien se pone a caminar con nosotros.  Si dejamos que sea el INVITADO ESPECIAL en esta gran mesa fraterna, de Paúles e Hijas de la Caridad, seguro que nos abrirá un horizonte de novedad”.

El sábado el P. Rossano Sala, Salesiano, que no pudo estar presente en la sala al ser nombrado por el Papa para la realización del Documento final del Sínodo de la Amazonía, con las nuevas tecnologías nos transmitió la charla y el diálogo se hizo en directo vía Skype. Su estancia en Roma facilitó la recepción de un mensaje del Papa y del Cardenal Madariaga dirigido a los participantes en el Encuentro. Partiendo del Documento del Sínodo, nos llevó a través de cuatro partes:

  1. El tiempo es superior al espacio: Entrar en el camino sinodal
  2. La unidad prevalece frente al conflicto: Apertura a la sinodalidad misionera
  3. La realidad es más importante que la idea: viviendo la condición juvenil
  4. El todo es superior a las partes: Aprender a discernir

Cada uno de estos núcleos venía seguido de unos interrogantes y unos textos para la profundización.

El P. Luís A. Gonzalo, Claretiano, nos ayudó en la reflexión con su metodología y el diálogo posterior nos impulsó a compartir en grupos, mediante un café-tertulia, sobre qué cosas tendríamos que dejar ir, cuáles dejar venir, y cómo lo haríamos, sobre nuestra vida como consagrados.  El broche al día lo puso Maite López con un Concierto-Oración que nos ayudó a serenar y a reposar todo lo vivido en el día.

El domingo 20comenzamos con una breve oración seguida de la conferencia de nuestro Superior General el P. Tomaž Mavrič. El Padre Tomaž hizo un recorrido histórico de la Pastoral Vocacional en la Congregación de la Misión para dar paso a “Qué entendemos por cultura Vocacional Vicenciana”, según la Asamblea General de la CM del año 2016 y del proceso de cultura vocacional, señaló tres convicciones que salieron del encuentro de Directores vocacionales de cada Provincia de la CM:

  • Actualidad de nuestra vocación misionera.
  • Formación Permanente.
  • Acompañamiento a los jóvenes

 De ese Encuentro surge la propuesta de la formación de una Comisión Internacional de Pastoral Vocacional con las siguientes misiones:

  1. Diagnóstico profundo y estudio de la realidad vocacional.
  2. Servicio de animación vocacional.
  3. Crear una red de formandos de la CM.
  4. Proponer itinerarios de acompañamiento.
  5. Facilitar la formación de los agentes de Pastoral Vocacional.
  6. Foros y mesas de diálogo.
  7. Vocacionalizar la vida y la misión de la Congregación

Nos lanzó dos desafíos: las vocaciones y la formación de formadores, constatando que “necesitamos descentralizar la preocupación vocacional de la subsistencia provincial, … y ampliar nuestra mirada con conciencia de que somos una comunidad para la misión de carácter internacional. Quizás sea esta una buena ocasión para ofrecernos luces mutuamente en el compartir de experiencia, pero, sobre todo, animarnos a caminar juntos hacia esta cultura renovada de las vocaciones”.

Tras el diálogo con nuestro Superior General, y dando por concluido el Encuentro, nos dirigimos a la celebración de la Eucaristía dando gracias por el fin de semana transcurrido y poniendo todo lo reflexionado en manos de nuestra Madre Milagrosa.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Views: 541