Día Universal del Niño

Sor Germaine Price, representante de la Compañía de las Hijas de la Caridad en las Naciones Unidas, comparte las noticias de la ONU en Nuevo York: 

[ONU-ONG] En 1954 las Naciones Unidas (ONU) establecieron el Día Universal del Niño que cada año se celebra el 20 de noviembre. En 1959, la Asamblea General adoptó la Declaración de los Derechos del Niño y en 1989, la Convención sobre los Derechos del Niño (CRC). En las mismas se comprometieron a proteger los derechos de todos los niños en su jurisdicción y a responsabilizarse del fracaso en su consecución.

Todavía, hoy, casi 60 años después de establecer el Día Universal del Niño y más de veinte años después de firmarlo y ratificarlo, hay que enfrentarse a grandes desafíos para las obtención de las Metas de Desarrollo del Milenio que son vitales para la salud y bienestar de los niños y para que la realización de los derechos del niño sean logrados para 2015.

La violación de los derechos del niño empieza desde su nacimiento. Las infraestructuras inadecuadas, el bajo nivel de conocimiento en los padres, el coste para obtener un certificado de nacimiento y la discriminación de género y etnia contribuyen a esta realidad. La Convención establece que un niño será registrado inmediatamente después de su nacimiento y tendrá derecho a un nombre y nacionalidad. El certificado de nacimiento es el primer paso para asegurar que todos los niños tengan una existencia legal y derechos. Facilita el acceso a la educación y el cuidado de su salud, proteger contra el trabajo y el matrimonio temprano del niño y hace más fácil la lucha contra el abuso y el tráfico del niño.

Un certificado de nacimiento y una tarjeta de identificación legal son especialmente importantes para las jóvenes dónde el acceso desigual a la educación y a la salud es un problema constante.  Si una joven no puede demostrar que es todavía niña, es aún más vulnerable a ser forzada a un matrimonio temprano, servidumbre o prostitución.

El derecho a la educación se determina con claridad en el CRC. Las jóvenes junto con las mujeres, comprenden todavía la mayoría del analfabetismo en el mundo. En la escuela debe prestarse más atención a la igualdad de género para que las jóvenes estén seguras y pueden permanecer en la escuela.

Los derechos del niño se violan continuamente a través de  diversas formas de trabajo del niño. Los trabajadores domésticos más vulnerables  son niños que, a menudo, se encuentran con abuso, explotación y múltiples  formas de violencia con poco o ningún acceso a la justicia. Los niños trabajadores domésticos, de los que el 90% son niñas, trabajan a menudo 12-18 horas al día para complementar los ingresos de sus familias.  Como resultado de vivir en la pobreza, muchas muchachas se ven forzadas a trabajar para asegurar su supervivencia. Se estima  que el servicio doméstico es, en su mayoría, el empleo para las muchachas menores de dieciséis años. Las muchachas  padecen también otras muchas formas de discriminación relacionada con la edad, el género, el nivel de educación, el aislamiento y el grupo social al que pertenecen, con frecuencia se encuentran privadas de educación y en riesgo de abuso físico, psicológico y sexual que a su vez aumenta su vulnerabilidad al embarazo temprano, enfermedades sexualmente transmitidas y el SIDA.

Los niños obreros emigrantes son aún más vulnerables porque  dependen con frecuencia de sus patrones para la comida y alojamiento.  Otras formas de violencia son la retención de sus documentos personales, permisos de trabajo, pasaportes y visados, sobre todo en los países dónde la protección de los derechos de los trabajadores es a menudo abandonado o inexistente.

Una vez más, el Día Universal del Niño es un recordatorio de que cada uno de nosotros puede hacer algo. Es un llamamiento a todas las naciones y a todas las personas para hacer lo que cada uno pueda.

Para tener mayor información sobre las Hijas de la Caridad en la ONU:  http://www.cmdcngo.org/

Views: 2.086