“Vila Velha se moverá! ” – Coro que acompañó la JMV del colegio de San José

jmv1 (Copy) [Provincia de Río de Janeiro – Brasil]. A finales de  2013, al hacer la programación de JMV para 2014, buscando facilitar un momento fuerte capaz de reavivar y fortalecer el amor de los adolescentes y jóvenes a la Santísima Virgen y despertarlos a una participación activa en la Iglesia, a semejanza de la movilización de los jóvenes y de los frutos producidos por el Encuentro Internacional de la Juventud de las diversas ramas de la Familia Vicenciana en Belo Horizonte y de la Jornada de la Juventud del Mundo (JMJ) en 2013, en Río de Janeiro, Brasil, llevó a la Coordinadora Provincial de JMV – Río de Janeiro a incluir una Sesión Mariana Vicenciana en su programación.

Hecha y divulgada la programación, inicialmente pensada para la JMV de la Provincia de Río de Janeiro,  las redes sociales hicieron llegar la noticia a Minas Gerais (este estado pertenece a otra Provincia) comenzaron a llegar otras adhesiones. Surgieron entonces algunas preguntas: ¿dónde y cuándo tendría lugar la sesión? ¿De qué medios disponemos? ¿Qué nos falta? ¿Quién nos ayudará? Poco a poco, estas preguntas se fueron contestando, mostrando la viabilidad de la Jornada, lo principal: la espiritualidad, la asesoría para dar las conferencias y llevar grupos de estudio, talleres y tiempo libre. Grupos de voluntarios formados por padres de los estudiantes de la Escuela de San José se ofrecieron generosamente a preparar todas las comidas durante la reunión.

Del 12 al 14 de septiembre, 150  jóvenes de Río de Janeiro, Minas Gerais, Espíritu Santo y Mato Grosso do Sul se reunieron en el colegio de San José en la ciudad de Vila Velha, inspirados por el lema:   “Jóvenes evangelizando a los jóvenes” viviendo, según cuenta una joven, tres días de gracia divina. Las conferencias, juegos y talleres ayudaron  a profundizar en el lema de JMV “Ser, Amar, Construir” en sus diversos aspectos y dimensiones, revitalizando la presencia de la Virgen María en la vida de los adolescentes y jóvenes para disponerlos a ser lo que dijo el Papa en la misa de envío de la JMJ/2013: “el mejor instrumento para evangelizar a un joven es otro joven, y este es el camino a recorrer sin miedo de dar testimonio del Evangelio, de vivir la fe”…

Debido a las largas distancias entre los estados brasileños, los viajes son caros, por ello muchas de las actividades se realizaron en grupos para recabar fondos: bingo, almuerzos, venta de boletos para una rifa, etc. Esto movilizó, no sólo a los miembros de JMV, sino también a los de otras ramas de la Familia Vicenciana, como la Sociedad de San Vicente de Paúl y la Asociación de la Medalla Milagrosa y favoreció reuniones y más reuniones por vía Skype hasta altas horas de la noche para que todo estuviera perfecto.

Cada participante recibió un equipo que consistía en una camisa, una preciosa bolsa, un bloc, un lápiz con el logo de la Jornada, todo  adquirido con un poco de dinero de la caja de JMV y con la colaboración de todos.

Cerca de Nuestra Señora, los jóvenes del JMV de Río de Janeiro, Minas Gerais y Mato Grosso do Sul experimentaron durante la Jornada una gran unión,  compartieron, dialogaron, reflexionaron, oraron, jugaron, construyeron nuevas amistades y adquirieron una mayor comprensión de lo que supone pertenecer a JMV, y lo hicieron, según el eslogan “Vila Velha se moverá” con su alegría, su vigor, sus deseos y sus proyectos. Y prometieron: en 2015, Petrópolis (ciudad escogida para la próxima sesión) también se moverá!

Sr.  Rizomar Bonfim Figueiredo, H.C.

 jmv  jmv2
Views: 1.512