Promoción de la mujer

Creó Dios al ser humano a imagen suya, a imagen de Dios le creó, macho y hembra los creó. (Gn 1, 27)

La mujer es igual al hombre en dignidad, ya que ambos son imágenes de  Dios. Esto era tan claro para Jesús que, incluso sabiendo que lo que Él hacía no estaba permitido por las reglas religiosas, habló con las mujeres, les permitió acercarse a Él, tocarle y seguirle. Las mujeres tienen una tarea importante y particular en la construcción del Reino de Dios y deben reconocerse sus características y dones y valorar como importantes su contribución a la sociedad.

Las mujeres constituyen el 50% de la población mundial, sin embargo,  en muchas culturas y sociedades se abusa de ellas y no se les considera en su justo valor. En muchos lugares son el grupo más vulnerable de la sociedad. Como mujeres discípulas de Jesús y siervas de los  pobres y marginados, las Hijas de la Caridad se comprometen a la promoción de la mujer. Nosotras trabajamos con ellas para remediar la desigualdad que continúa existiendo a través de:

  • Proyectos de auto-estima de la mujer
  • Albergues Refugio para la  mujer  maltratada
  • Alternativas a mujeres caídas en la trampa de la prostitución
  • Promoción del papel de la Mujer en la Sociedad