loader image

Traslado de las reliquias de la beata Marta Wiecka a la catedral de Lviv

julio 31, 2023

El 24 de mayo de 2008 marcó una historia en la Compañía de las Hijas de la Caridad de la archidiócesis de Lviv, en toda la Iglesia universal y en los corazones de muchos de los que participaron en la beatificación de Sor Marta Wiecka en Lviv. Fue una hermosa celebración, una confirmación de que la santidad es alcanzable independientemente de los deberes, el lugar, la nacionalidad y la edad.

Este año se celebra el 15º aniversario de la beatificación de la beata Marta, así como el 14º día de los monaguillos. Las principales celebraciones tuvieron lugar en Lviv el 1 de junio; ese día la diócesis de Lviv celebró una asamblea de clérigos y consagrados en los locales del Seminario de Lviv en Brzuchowice, presidida por el arzobispo Mieczysław Mokrzycki. El programa incluía una conferencia sobre la beata Marta Wiecka y su servicio a las personas pobres de cuerpo y alma, que fue pronunciada y presentada por sor Anna Brzęk: «…Estamos en tiempos de guerra. Tanta gente sufre, tanta gente está amenazada. Se necesita generosidad para ver a Cristo en la otra persona; en esa persona ayudamos. Hoy tenemos muchas personas heridas materialmente, que lo han perdido todo, pero también heridas espiritualmente. Cuando ayudamos a los refugiados y cuando nos ayudamos unos a otros, debemos hacerlo con espíritu de respeto, sin humillar a nadie. Hace falta este tipo de ayuda, muy discreta, que eleva, que pone a la gente en pie y no la abruma ni la deprime. Así actuó Sor Marta».

Al mismo tiempo, sor Mariana Agalarova dio otra conferencia sobre la beata Sor Marta ante los 400 monaguillos de toda la diócesis de Lviv, destacando a quien fue capaz de dar su vida, de sacrificarla. Ella es un ejemplo de heroísmo para las generaciones de hoy, un valor muy necesario especialmente ahora, con la guerra en curso en Ucrania. El encuentro culminó con una Eucaristía presidida por el arzobispo Mieczysław Mokrzycki.

La celebración principal del traslado de las reliquias de la Beata Marta Wiecka a la Catedral de Lviv comenzó con la adoración del Santísimo Sacramento y una reflexión sobre las virtudes de la fe, la esperanza y el amor en la vida y el ministerio de Sor Marta, preparada por nuestras Hermanas que atienden a los pobres en Ucrania. La Eucaristía, presidida por Mons. Witalij Skomarowski, presidente de la Conferencia Episcopal Ucraniana, comenzó con la presentación del relicario por Sor Anna Pietrasik, Visitadora de la Provincia de Cracovia y un mensaje del Padre Bogdan Zapotoczny, Director de las Hijas de la Caridad, Provincia de Cracovia.  La homilía corrió a cargo de monseñor Mieczysław Mokrzycki; habló del testimonio en el lugar de descanso de los restos mortales de la beata Marta en el pueblo de Śniatyn, en la región de Ivano-Frankivsk. «…Aquí nunca faltan las flores y siempre hay velas encendidas, aquí rezan personas de diferentes credos, que vienen a pedir la intercesión de la que en vida fue llamada ‘madre’, aunque en el momento de su muerte no tenía ni 30 años.»

El Obispo de Lviv subrayó que la vida de la Beata Marta mostró el amor de Jesús por la gente y fue un instrumento de Dios entre la gente, se convirtió en un signo de Dios que es Amor: «La visión evangélica de hoy encaja perfectamente en la historia del autosacrificio voluntario de la Beata Marta Wiecka por amor a Jesús, cuyas reliquias trajimos a nuestra Catedral en el 15º aniversario de su beatificación. (…) Que la presencia de las reliquias de la Beata Marta sea ocasión de ferviente oración para que también nosotros seamos cautivados por Jesús, para que en medio de la guerra también nosotros nos convirtamos en signo de amor, de paz y de reconciliación».

Los fieles reunidos para la ceremonia pudieron venerar las reliquias después de la Eucaristía. Durante este tiempo, las Hermanas de la Caridad de rito oriental (de una congregación fundada en Bélgica en 1837, promovida en Lviv por el metropolita Andrzej Szeptycki) entonaron un himno akathista en honor de la beata Marta.

Entre los numerosos invitados se encontraban los Paúles, con el Visitador de la Viceprovincia de Cirilo y Metodio, P. Leonid Kuklyshyn, el clero de las parroquias cercanas, numerosos fieles y nuestras Hermanas de Cracovia, Chełmno-Poznań y Eslovaquia que sirven en las Provincias ucranianas.

Un momento importante de la celebración fue la inauguración de una exposición al aire libre delante de la Catedral, que mostraba las diferentes etapas de la vida de las jóvenes Hijas de la Caridad de la Provincia de Cracovia, el memorable día de la beatificación y el día de acción de gracias en Śniatyn, y las importantes etapas de la peregrinación de las reliquias de la Beata por las parroquias de Ucrania. Sea Dios glorificado en sus beatos y santos; sea Él glorificado por los dones y gracias que sigue concediendo por intercesión de la beata Marta Wiecka; ¡sea Él glorificado por los maravillosos y solemnes momentos de las celebraciones vividas! ¡Que nos unan de nuevo en una fe profundizada y en el deseo de pertenecer completamente a Cristo que se entregó, para que también nosotros hagamos lo mismo hoy!